Tel. 4058192 - 2848213 | Carrera 34 No. 9 - 46 Bogotá - Zona Industrial La Pensilvania arbesp@gmail.com

Planea pagar la flota con $ 80.000 millones de utilidades de la empresa. Recicladores se oponen.

La Empresa de Acueducto, Alcantarillado y Aseo de Bogotá (EAB) viene trabajando la apertura de una millonaria licitación para la compra de contenedores de basura, que sin abrirse aún ya levantó polvareda y anticipa que será tan polémica como la cuestionada flota de compactadores que adquirió hace tres años.

Con el proceso licitatorio que estudia la junta directiva del Acueducto, encabezada por el alcalde Gustavo Petro, se busca adquirir un lote de 1.350 contenedores para la recolección de basuras. Se instalarían en un 15 por ciento de las zonas donde su operadora filial Aguas de Bogotá presta el servicio de aseo, que ya cubre un 52 por ciento del total de la capital. Como prueba piloto, los primeros contenedores estarían en áreas de Engativá, Chapinero y centro histórico.

Según conoció EL TIEMPO, también se adquirirían siete camiones grandes de basura nuevos y otros 750 medianos, para adaptarlos con el fin de que puedan cargar y descargar los contenedores. Estos equipos se pagarían con las utilidades del Acueducto, pero se entregarían a Aguas de Bogotá para que los utilice en el servicio.

De hecho, en una de las últimas juntas directivas de la EAB, por petición de Petro, se aprobó que 80.000 millones de pesos de las utilidades de la empresa se destinen específicamente para esta compra.

Trascendió que a las firmas que se presenten a este proceso les pedirían, como uno de los requisitos para participar, que como parte del pago de los contenedores acepten el recibo de los vehículos de aseo adquiridos en el 2012, con cero kilómetros (porque no todos fueron usados por la empresa y están parados en bodegas) y otros que ya están reparados. La aceptación de esta condición favorecería al proponente en el puntaje para ganar la contratación.

El asunto de esta sorpresiva compra comenzó a conocerse fuera de la sala principal de juntas del Acueducto, porque la empresa empezó a contactar proveedores de estos grandes recipientes para conocer las características y especificaciones técnicas que servirán para elaborar los términos de referencia para adjudicar la licitación.

Por estos contactos se sabe que los contenedores que la EAB quiere adquirir deben servir para alzar o elevar de lado (como carga lateral), en un compactador de basura. De esta forma, reaparecerían en Bogotá los contenedores que antes se usaron cerca de grandes supermercados, urbanizaciones y unas cuantas esquinas, alrededor de los cuales, la mayoría de las veces se originaron grandes botaderos de basura.

La diferencia de los nuevos recipientes es que serían cargados al camión compactador de lado mecánicamente y no por la parte trasera casi manualmente, y tendrían tapas.

De acuerdo con las discusiones que han tenido directivos y unos cuantos técnicos de la administración, un compactador de basura, con manejo del contenedor de lado, causaría más dificultades para recoger los residuos en calles, sobre todo estrechas, y colapsaría más la movilidad en algunas avenidas.

Los recicladores ya cerraron filas contra esta proyectada compra porque, según ellos, se impediría el reciclaje e iría en contra de lo ordenado por la Corte Constitucional, en cuanto a que el Distrito debe buscar acciones que favorezcan a este grupo de la población.

Incluso, el pasado lunes, organizaciones de recicladores se fueron a la Alcaldía Mayor a protestar contra esta contratación y advirtieron que se opondrían “rotundamente” a la licitación y amenazaron con mítines y hasta obstaculizar la recolección de basuras, de ser necesario, dijeron algunos de sus portavoces.

Según expertos consultados sobre el tema, la licitación que se prepara requiere por lo menos tres meses para adjudicarse, lo cual indicaría que hacia octubre estaría contratándose, si no hay contratiempos. Los equipos se tienen que fabricar o ajustar a los compactadores. Esto significa que la flota podría estar lista hacia finales del año o comienzos del 2016.

En consecuencia, agregaron, el nuevo alcalde que rija los destinos de la ciudad se encontraría con este nuevo lío que se crearía con los contenedores para la recolección, los sitios de ubicación, los recicladores en contra y una población que requiere más cultura ciudadana para dejar la basura en las cajas recolectoras y no fuera de ellas, como sucedía cuando los operadores privados las usaron en el servicio de aseo.

La pregunta que se hacen los expertos consultados es cómo la presente administración –le quedan solo cinco meses– alista una licitación que le dejará hechos cumplidos al nuevo alcalde, cuando Petro, como candidato a la Alcaldía pidió, por ejemplo, a la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos que aplazara la controvertida licitación que, luego, adjudicó a Distromel para montar el soporte tecnológico para facturar el servicio de aseo y vigilarlo en línea.

Sobre el plan de la licitación de contenedores, que quedó para aprobación final en la próxima junta directiva de la EAB, se llamó al Acueducto varias veces esta semana para preguntar sobre el tema, pero al cierre de la edición no había respondido.

Fuente

http://www.eltiempo.com/bogota/acueducto-comprara-contenedores-de-basura/16066595