Tel. 4058192 - 2848213 | Carrera 34 No. 9 - 46 Bogotá - Zona Industrial La Pensilvania arbesp@gmail.com

Aunque el Ministerio amplió el plazo para que las asociaciones se registren ante la Superintendencia de Servicios Públicos, el Distrito indicó que desde este mes se acabaron los pagos individuales.

Se acabaron los pagos individuales a los recicladores en Bogotá. Desde el 31 de marzo pasaron a la historia las famosas planillas de la Uaesp, en la que esta población reportaba los kilos de material recuperado para acceder a la remuneración que, vía tarifa de aseo, les correspondía por su oficio. A partir de hoy, si quieren cobrar, lo tendrán que hacer a través de alguna de las asociaciones de recicladores legalmente constituidas y registradas ante la Superintendencia de Servicios Públicos.

Así lo explicó el Distrito, al señalar que, a pesar de que el Ministerio de Vivienda dará un año a las ciudades para que ajusten los esquemas de aprovechamiento de residuos sólidos, lo que no cambia es el plazo (que se cumple hoy) para que los recicladores se organicen. La fecha no es una sorpresa para quienes se dedican a esta actividad. Es más, desde el año pasado se había hecho el anuncio y la medida la reglamentó la Uaesp a comienzos de febrero, cuando expidió una resolución en la que fijó el nuevo procedimiento de remuneración.

El cambio es significativo. Hasta el mes pasado, la Alcaldía le reconocía a cada reciclador (asociado o no) $90 por cada kilo de material recogido en su jornada. Pero para acceder a esos recursos, antes de vender el material debían ir a una bodega autorizada por el Distrito a pesarlo y dejar constancia en una de las planillas de la Uaesp. Luegose tabulaban los datos y cada dos meses le giraban a cada reciclador. A través de ese esquema (que era transitorio), en tres años la administración alcanzó a girarles a los recicladores alrededor de $69.000 millones.

Ahora el esquema será diferente, ya que la Uaesp desaparece como intermediario y no tendrá que invertir esfuerzos y recursos en liquidar los pagos. Para cobrar, cada reciclador debe pertenecer a alguna de las asociaciones debidamente constituidas (Cámara de Comercio, RUT, impuestos, etc.) y registradas ante la Superservicios, que no solo le comprará el material, sino que también tramitará directamente la remuneración con la Empresa de Acueducto.

Según el Distrito, será un proceso directo entre los recicladores y la Empresa de Acueducto, que es la que cobra en la factura el servicio de aseo.

El nuevo plazo

A pesar de que desde el año pasado se había fijado este 11 de abril como fecha límite para que los recicladores se organizaran, no todos alcanzaron a asociarse, ni todas las asociaciones lograron adelantar los trámites ante la Superintendencia de Servicios Públicos. Esto llevó a que el Ministerio de Vivienda ampliara el plazo, pues de no haberlo hecho, muchos se hubieran quedado por fuera del esquema de aseo. El nuevo plazo lo anunció Fernando Vargas, viceministro de Agua y Saneamiento Básico, quien explicó que la idea es facilitar la formalización de los recicladores en el país, para mejorar su calidad de vida y sus ingresos: “Seguimos trabajando de la mano con ellos para su formalización e inclusión y por eso hemos tomado esta decisión”.

En el caso de Bogotá, según la Uaesp, hasta la semana pasada, de las 116 organizaciones que existen en la ciudad, solo 70 (que agrupan a 12.000 de los 21.000 recicladores registrados) formalizaron su registro. Es decir, 9.000 estaban a punto de perder sus beneficios.

Sin embargo, más allá de que algunos estén en contra de que los obliguen a organizarse, las autoridades identificaron condiciones externas que afectaron el proceso, especialmente en algunos trámites que requerían más tiempo del esperado, como el de la DIAN.

El tiempo para asignar una cita para sacar la resolución de facturación era demorado y eso retrasaba el proceso. “La Uaesp, en diciembre, ya le había pedido al Ministerio de Vivienda que ampliara el plazo. A mediados de marzo lo volvimos a hacer y nos escucharon”, dijo Sergio Rodríguez, subdirector de aprovechamiento de la Uaesp, quien resaltó que cuando hicieron la última solicitud, apenas 28 de las 116 organizaciones de recicladores de Bogotá habían hecho el trámite.

¿Cómo cobrarán los que no están asociados? El Distrito dice tener un plan B, mientras cumplen con los papeles. Según Rodríguez, la administración mediará ante las asociaciones registradas para que les permitan cobrar a través de ellas. “Mientras se cumple el nuevo plazo, los acompañaremos para que los recicladores puedan acceder a la remuneración. Es lo único que podemos hacer, porque las planillas no van más”.

Eso sí, el funcionario aclara que como las empresas registradas tendrán que asumir unos costos adicionales por ayudar en esa transacción, sus directivos podrán descontar del pago que reciba la asociación, antes de girarles a los recicladores. “Tendrán derecho a descontar esos costos de impuestos, por ejemplo, que tengan que pagar por reportar más toneladas. Eso, mientras las otras se legalizan”.

Si algún reciclador decide no asociarse, lastimosamente no podrá acceder a la remuneración que brinda la tarifa de aseo, aunque “podrán seguir comercializando lo que reciclen en las bodegas. Es por esto que hemos insistido en la necesidad de que se asocien”, advierte Rodríguez, quien también resalta que debe ser voluntad de ellos organizarse, ya que la administración no los puede obligar.

Entre las ventajas del nuevo esquema, la administración destaca dos puntualmente: que se manejará de manera más precisa la información y que se blindará el esquema de pagos de los fraudes. “Vamos a ver realmente cuánto material se aprovecha en la ciudad y qué organizaciones se dedican a esta tarea. Esto nos permitirá una mayor claridad de a dónde están llegando los recursos”, agregó el subdirector de aprovechamiento.

Los cambios para los recicladores ya empezaron. Se espera que, como todo está planteado, realmente sea para mejorar.

Fuentes

http://www.elespectador.com/noticias/bogota/recicladores-en-bogota-cobrar-traves-de-asociacion-articulo-688770